Este año la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones, más conocida como Ametic, cumple 50 años. Aunque son 50 años con un poco de trampa ya que Ametic como tal «sólo» existe desde 1984; los años que faltan hasta los 50 son los de Aniel, que fue su predecesora, fundada el 26 de noviembre de 1973.

Por eso la edición de este año de su Encuentro de la economía digital y las telecomunicaciones, a pesar de ser la número 37, se celebra bajo el lema «50 años impulsando la transformación de España». El objetivo es acercar a los asistentes a la realidad del mundo tecnológico y su impacto en la economía y la sociedad a través de las reflexiones y opiniones de los máximos representantes de las principales empresas del sector.

De encuentros anteriores salieron propuestas que luego dieron sus frutos como la creación de una vicepresidencia para la digitalización, la de los PERTE, o la de la inversión en microeléctrónica, para lo que de hecho hay el PERTE Chip.

Ametic nos ha invitado al encuentro y he ido tomando unas notas que dejo aquí, aunque todo lo dicho en ellas se puede ver en el canal de YouTube de la asociación. Por ahora están los vídeos de las sesiones de mañana y tarde de cada uno de los días; no sé si van a subir cada una de las mesas de debate e intervenciones por separado.

Los temas centrales del encuentro han sido la inteligencia artificial, que no es un tema de futuro sino que está aquí y está ya teniendo su impacto, y sus distintas aplicaciones, pero con énfasis en un uso razonable y responsable de sus posibilidades; la sostenibilidad, apoyada en procesos de transformación digital; y el poner a la persona usuaria en el centro de la actividad de las empresas asociadas a Ametic.

La sostenibilidad y la transformación digital tienen que ser unos de los pilares fundamentales de una reindustrialización de Europa, cada vez más necesaria raíz de la pandemia o la guerra de Ucrania, dos cosas que han puesto de manifiesto la necesidad de reducir la dependencia europea de terceros países.

Aunque para eso es necesario identificar qué productos debemos producir para garantizar esa independencia tecnológica. En ese sentido Teresa Riesgo, Secretaria General de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación, decía que «es muy importante la apuesta por sectores estratégicos que necesitan paciencia.»

También surgió el comentario de que para todo esto Europa necesita tener una voz única, algo que no siempre es fácil.

Otros temas

Como espaciotrastornado confeso me gustó mucho que se le diera importancia y se pusiera en valor el hecho de que España es una potencia en este sector espacial; la creación de la Agencia Espacial Española es un avance que permite consolidar en un solo organismo responsabilidades que antes andaban dispersas por distintos ministerios. Y eso debería dotarnos de más agilidad. Hay un par de sesiones al respecto el jueves por la mañana (Aplicaciones satelitales) y el jueves por la tarde (New Space: ¿Una nueva oportunidad para las empresas españolas?).

También me interesó mucho la mesa sobre Las nuevas audiencias culturales del jueves por la mañana, en la que Nuria Oller de la Fundación La Caixa afirmaba que «Hasta hace poco la cultura estaba dentro de un edificio. La tecnología nos ha permitido poder romper esas barreras. La pandemia fue un acelerador en donde todo el mundo empezó a consumir productos culturales. Esa voluntad de poder consumir cultura en cualquier dispositivo nos parecía muy atractivo para nosotros, que una ópera pueda llegar a cualquier punto, que una actividad pueda ser consumida por streaming en cualquier punto del país.» Es posible que los actores «tradicionales» de la industria cultural se estén dando cuenta un poco tarde –en mi opinión al menos– de esto. Pero es importante que por fin se estén dando cuenta.

Y, sin querer desmerecer a nadie, creo que me quedaría con la mesa sobre Nuevos retos de la ética del jueves por la tarde como quizás una de las más relevantes del encuentro.

Tres pactos

Aunque quizás el resumen de las jornadas lo dio Pedro Mier, presidente de Ametic, en su bienvenida, al reclamar unos pactos de estado por la educación y formación; por la industria y la reindustrialización; y por la innovación. Pactos de estado que, lógicamente, vayan más allá de los programas de gobierno del partido o partidos que en cada momento estén al frente del gobierno.

# Enlace Permanente