Un Falcon Heavy de SpaceX acaba de lanzar, por fin, la misión Psyche de la NASA rumbo al asteroide del mismo nombre. El lanzamiento llega con un año de retraso porque en 2022 el software de a bordo no estaba listo y la agencia le dio al equipo de la misión unos meses para arreglarlo. El lanzamiento estaba inicialmente previsto para el día 5, aunque la necesidad de hacer unas comprobaciones de última hora lo retrasaron hasta el 12. Y la mala meteorología hasta hoy. La ventana de lanzamiento se extendía hasta el día 25. Aunque en un momento dado la perspectiva de la posibilidad del cierre del gobierno de los Estados Unidos hizo pensar que se pudiera perder también la ventana de lanzamiento de este año.

Claro que a cambio, dado que los recursos de la NASA no son infinitos, la misión Veritas a Venus se convirtió en una víctima colateral del retraso de Psyche y los sobrecostes asociados y su desarrollo ha quedado en suspenso al menos hasta 2025. Junto con Davinci+, Veritas es (o era) una de las dos misiones escogidas por la NASA con las que volver a Venus después de 30 años. Dentro de lo malo, Davinci+ no se ha visto afectada. Las personas que estaban trabajando en Veritas fueron asignadas a Psyche, en teoría temporalmente. En 2025 veremos.

Es el octavo lanzamiento de un Falcon Heavy, pero el primero que hace para la NASA. La agencia establece unos requisitos mínimos de fiabilidad para cualquier cohete antes de encomendarle una de sus misiones, y más en el caso de las más caras. Y el Falcon Heavy hasta ahora ha demostrado una fiabilidad del 100%.

El cuerpo central del cohete y la cofia protectoras eran nuevas, pero los dos propulsores laterales ya habían volado con anterioridad en tres misiones, así que la NASA está también aceptando la reusabilidad con el Falcon Heavy, igual que ya ha hecho con el Falcon 9. Ambos propulsores han aterrizado sin problemas en las zonas de aterrizaje 1 y 2, con lo que podrán volver a ser usados.

Con el éxito del lanzamiento de Psyche partir de ahora la NASA mirará con más tranquilidad el hecho de que El Falcon Heavy tiene en su cartera de lanzamientos el satélite meteorológico GOES-U y la sonda Europa Clipper en 2024: los dos primeros módulos de la Estación Gateway lunar, el módulo HALO y el elemento de potencia y propulsión cuando estén listos, idealmente en 2025; y el Telescopio Espacial Nancy Roman en 2026.

El asteroide metálico

Impresión artística de la sonda Psyche en órbita alrededor del asteroide Psyche – NASA/JPL-Caltech

16 Psyche orbita el Sol a tres veces la distancia que separa el Sol de la Tierra, 3 unidades astronómicas, unos 450 millones de kilómetros. El asteroide es de gran tamaño con entre 210 y 240 km de diámetro. Y a diferencia de la mayoría de los demás asteroides no está formado por roca o hielo sino por metales como el hierro, el cobalto y el níquel, una composición parecida a la del núcleo terrestre. Técnicamente es un asteroide tipo M.

El objetivo de la misión es estudiar si Psyche viene de los restos del núcleo de un planetesimal o si se formó así; si alguna vez tuvo una corteza y en caso de que así fuer, por qué la perdió; si alguna vez estuvo fundido, ¿se enfrió de dentro hacia fuera o al revés?; ¿generó un campo magnético mientras se enfriaba?; ¿qué aleaciones de hierro hay presentes en su composición?; ¿cómo es su superficie, es parecida a la de otro tipo de asteroides?; y cómo se diferencia los cráteres en un cuerpo metálico de aquellos presentes en cuerpos formados por roca y hielo.

A nivel más general, se espera que la misión nos permita echar un ojo al interior de planetas como el nuestro sin necesidad de destrozarlos antes..

Para ello la sonda monta cuatro instrumentos:

El generador de imágenes multiespectrales (AKA la cámara) proporcionará imágenes de alta resolución utilizando distintos filtros para discriminar entre constituyentes metálicos y silicatos.
El espectrómetro de rayos gamma y neutrones analizará y cartografiará la composición elemental del asteroide.
El magnetómetro medirá y cartografiará el campo magnético remanente del asteroide.
La X-band Gravity Science Investigation (Investigación Científica de la Gravedad en Banda X) utilizará el sistema de telecomunicaciones por radio en banda X (microondas) para medir el campo gravitatorio del asteroide y deducir su estructura interior.

Psyche utilizará la gravedad de Marte para ajustar su trayectoria mediante una maniobra de asistencia gravitacional que tendrá lugar en mayo de 2026, lo que le permitirá entrar en órbita alrededor del asteroide en agosto de 2029.

La misión está en Twitter como @MissionToPsyche.

# Enlace Permanente