Tal día como hoy de 1998 despegaba la misión STS-95 de la NASA. Era la número 25 del transbordador espacial Discovery y la número 92 del programa de los transbordadores espaciales de la agencia. Pero, salvo quizás la primera misión del programa, fue probablemente la que más interés despertó en España ya que a bordo iba Pedro Duque, el primer astronauta español de la historia. La misión duró nueve días. Durante ella llevó a cabo diversos experimentos para la Agencia Espacial Europea en el módulo Spacehab.

En los Estados Unidos también fue un lanzamiento bastante seguido –de hecho el presidente Bill Clinton estuvo presente– porque a bordo también iba el ex-astronauta de la NASA y entonces senador John Glenn. Marcaba su vuelta al espacio 36 años después de haberse convertido en la primera persona de los Estados Unidos en entrar en órbita.

La tripulación del Discovery en la misión STS-95. Duque y Glenn ocupan los dos lugares más a la derecha en la segunda fila. Delante de Glenn hay una maqueta de una cápsula Mercury – NASA

Duque volvería al espacio entre el 18 y el 27 de octubre de 2003 en la Misión Cervantes. En ella se llevaron a cabo 25 experimentos europeos en los campos de la física, observación de la Tierra, ciencias de la vida y nuevas tecnologías. Siete de ellos españoles. De los ocho días que permaneció a bordo de la Estación Espacial Internacional Pedro Duque dedicó más de 40 horas a llevarlos a cabo. Duque despegó para esta misión en la Soyuz TMA-3 y volvió a tierra en la Soyuz TMA-2.

Durante muchos años Pedro Duque fue el único astronauta español. Pero el 23 de noviembre de 2022 Pablo Álvarez Fernández se convertía en el segundo junto con Sara García Alonso, quien fue seleccionada como astronauta de reserva en la más reciente promoción de astronautas de la Agencia Espacial Europea. Pablo comenzó su entrenamiento en abril de este año. Lo que aún no sabemos es cuándo los veremos volar.

Pedro Duque está en Twitter como @Astro_Duque.

# Enlace Permanente