Aunque a veces es difícil darse cuenta, hay lugares en los que el diseño de los elementos encaja perfectamente y resultan agradables a la vista y otros en los que chirrían sobremanera. Parte de esto puede tener que ver con los detalles y el uso de cuadrículas, algo que en un artículo del blog de Streamline titulado Cuadrículas y formas claves se explica con bastante detalle.

El artículo se enfoca principalmente en el uso de las cuadrículas, que son la forma básica de repartir el espacio en el que situar los elementos, aplicado a los píxeles en este caso para el diseño de iconos. Además de esto se trabaja con las formas básicas (cuadrados, círculos, rectángulos) como elementos a partir de los cuales añadir detalles para diseñar cada icono.

La clave definitiva es el balance visual de los iconos, que no siempre deben ajustarse con precisión matemática, sino que deben resultar agradables a la vista, haciendo que cuando tenemos una «percepción borrosa» del diseño también se vean bien.

En el artículo se mencionan las colecciones Micro Line y Sharp Line de la compañía, aunque tiene muchas más, tanto en blanco y negro como en color. También hay un enlace a plantillas gratuitas en Figma con las que que practicar.

Relacionado:

Google Fonts añade iconos en estilo Material Design
Heroicons: una colección de iconos minimalistas
Un pack de iconos gratuitos sobre el coronavirus
Flaticon se renueva y sobrepasa los 100 000 iconos libres y gratuitos
Iconos de Google: buenos, muchos y gratis
Trucos para crear iconografías desde cero
Un kit de 100 ilustraciones vectoriales con licencia libre
Iconos de Moleskines para Mac OS X y Windows

# Enlace Permanente