Se avecina la época de asueto, así que me pareció buena idea comprar un par de estos preciosos puzles Time Warp. Están calificados como «puzles misteriosos» porque su principal característica es que aunque la caja muestra una escena, el resultado cuando construyes el puzle es otro distinto. En concreto, los dibujos son escenas de día y los puzles ya construidos, de noche.

Los puzles proceden de Da Vinci’s Room, donde hay cinco variantes diferentes, cada una de un artista y estilo ligeramente distinto. Eso sí, todos son una variante de escena en perspectiva isométrica que tiene un encanto especial.

Son puzles de 1.000 piezas que dan para unos cuantos días de sesiones intensas. En cuanto calidad la caja, piezas, etc. diría que es normal. El tamaño final una vez resuelto son 68 ×49 cm. Como extra llevan dos hojas de muestra del dibujo de la caja (por si lo montas entre varias personas, para evitar «peleas») que incluso llevan unas pequeñas pistas con «objetos que aparecen» en la escena final.

Se venden por ~25 dólares pero ¡ojo! en Amazon .com (la tienda americana); si los buscas en la tienda .es (española) aparecen como «no disponibles». Por suerte no tienen problemas para pasar la aduana y tardaron unos 10 días en llegarme, lo cual recuerda un poco a los pedidos de Amazon de los «viejos tiempos» cuando los libros te los enviaban en barco (o algo así). Pero llegar, llegan.

Relacionado:

El puzle de piezas de puzle
Puzles infernales para gente con paciencia
Puzzle en blanco interactivo: todo un clásico
Puzles difíciles no, lo siguiente
El rompecabezas más grande del mundo: paciencia e ingenio
Un puzzle de colores de mil piezas al más puro estilo CMYK

# Enlace Permanente